elecciones2015En política no gana el que más votos tiene sino el que consigue construir la explicación ganadora de que ha sucedido. Es cierto que ese discurso ganador en muchas ocasiones es simétrico con los apoyos conseguidos y con las cuotas de poder acumuladas, pero como siempre me decía un profesor de la facultad, la realidad no es evidente y en ocasiones todo se complica mucho.

El Partido Popular consigue ser la fuerza más votada al mismo tiempo que se derrumba perdiendo casi todo el poder municipal de España. ¿Recuerdan el primer partido del mundial? Pues anoche Aguirre fue Casillas, Rita se trasmuto en Xavi, y no había diques que contuvieran esa goleada. Lo dicho, los votos no siempre dan la victoria.

Hace apenas un año hablar de un derrumbe del PP hubiese sido tanto como hablar de una victoria incontestable de PSOE. Lo cierto es que hoy la política española ya no es un juego de suma cero entre los actores del bipartidismo. Ante el peor escenario posible para el PP el PSOE no logra ser la primera fuerza política en ninguna de las cinco mayores ciudades del país y solo logra ser la segunda en una de ellas. Tampoco puede gobernar en ninguna comunidad autónoma sin el apoyo de un partido que está netamente a su izquierda, es más, han tenido su peor resultado en número de votantes desde 1979. Está claro que el PP ha perdido, casi tan claro como que el PSOE no ha ganado.

UPyDep. No tengo más que decir.

IU ha sido incapaz de asociar sus explicaciones certeras con esas otras partes que forman la política y que la gente exige. El Frente Popular de Judea besa la lona contra el Frente Judaico Popular.

Y a todo esto llegó Ciudadanos. Citando a Fernando Berlín, el partido naranja quería ser la llave de la puerta de la gobernabilidad, pero resulta que la puerta tenía más de un cerrojo y solo con los de Rivera no vale. Cuando un político repite machaconamente cifras y datos suele suceder que intenta tapar la realidad de los hechos. Al menos cinco veces desde ayer a la noche he visto al bueno de Albert recitar el número de concejales que tienen en toda España. Es cierto que su crecimiento es digno de mención pero su capacidad de decisión es muy limitada. El papel que buscaban era el de decisor, esa fuerza que eleva o derrumba gobiernos según sus intereses y en la mayoría de los casos se han quedado lejos de ese objetivo. Pero el peor análisis para Ciudadanos es que en el más terrorífico escenario posible para el PP ellos no recogen tanto voto de castigo como esperaban, fagocitan a UPyD pero los votantes Populares han preferido quedarse en casa. Amarga victoria la suya.

Por fin llegamos a Podemos. La política es el territorio de la metáfora, aquel que gana los espacios simbólicos suele llevarse el gato al agua y los de Pablo Iglesias han cincelado en mármol algunas imágenes de esas que ningún marketing político puede comprar.

Esperanza Aguiire Humillada tras la derrota

Esperanza Aguirre con cara de central del atleti de hace 5 años, Rita Barberá abrazada a Alberto Fabra, ambos como recién salidos de un naufragio de sangre. María Dolores de Cospedal con la mirada perdida de quien palma toda la pasta a una mano a pesar de jugar con una baraja marcada. Imágenes que hacen que Podemos sea hoy el único partido de España que no tiene que justificar que ha ganado. No vencen en ninguna comunidad pero son decisores en casi todas, justo esa posición que buscaba Ciudadanos, pero si miramos con un poco de distancia su gran victoria ha sido que el intermedio de esta representación que acaba con las generales los ha dejado con las fichas situadas en los espacios estratégicos del tablero. Pueden (y casi seguro va a…) permitir gobiernos del PSOE que estarán supeditados en todo momento a su apoyo. Si son listos, y ya lo creo que lo son, empujarán a esos gobiernos a tomar medidas que toda la ciudadanía sabe que nacen de ellos y no de los socialistas. Pongamos un ejemplo: Podemos puede facilitar el desalojo de Cospedal del gobierno castellano manchego en favor del PSOE. Si en unos meses Podemos se planta en su exigencia de que la comunidad no contrate con bancos que desahucian sin alternativa habitacional las opciones de García-Page son: aceptar que las medidas mejor valoradas sean públicamente atribuidas a Podemos o bien negarse y perder la capacidad de gobernar, reforzando al mismo tiempo la posición de fuerza de Podemos frente a unas elecciones generales que estarán a la vuelta de la esquina. Este esquema se repite en casi todas las comunidades autónomas que ayer votaron. Esta es la centralidad del tablero de la que hablaba Iglesias y que muchos miopes confundieron o quisieron confundir con desvaríos sobre unas coordenadas ideológicas que ya no sirven para explicar nada.

¿Qué nos espera en el futuro? Aquel que le diga que puede predecir la política española de los próximos meses o es un necio o le está mintiendo. Lo que si podemos ver son algunos puntos de fricción interesantes a los que convendría estar atento:

  • Las maniobras orquestales en la oscuridad de la calle Génova de Madrid. La cabeza de Rajoy y con ella la candidatura popular a las elecciones, pende de un hilo muy, muy fino
  • Las candidaturas de unidad popular han funcionado enormemente bien, será interesante medir el arrojo de Alberto Garzón en el camino a una candidatura conjunta con Podemos.
  • Un futuro gobierno de Pablo Iglesias dependerá de terminar las generales por encima del PSOE. Seguramente intentará componer la foto de Podemos Vs PP para eliminar a Pedro Sánchez de la ecuación pero tienen que entenderse en muchos gobiernos. Ríanse ustedes del equilibrista que anduvo en un cable entre las torres gemelas.
  • Ciudadanos necesita captar voto del PP pero no enseñar demasiado las cartas. Si se escora hacia el PSOE tendrá poco que rascar, si se inclina hacia el PP puede movilizar más a los ajenos que a los propios. Difícil apuesta, lo que es seguro es que van a ver a Albert Rivera por televisión estos meses más que a Belén Esteban.

En china hay un viejo dicho, usado a modo de maldición, que dice algo así como “ojalá vivas en tiempos interesantes”. Los próximos seis meses este país va a jugarse muchas cosas, el suelo se mueve y los cartógrafos no entienden los mapas. Cuando pueden pasar muchas cosas, una de ellas es que no pase nada. Lo único que tengo claro es que parece que entre los lúcidos ha dejado de cundir el desánimo y que desde luego este 2015 va a ser un año muy interesante.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>